NOTA DEL AUTOR

He abandonado este blog, a partir de ahora publico en www.ejercitodepaz.com
Por favor, dirígete allí para encontrar las últimas novedades.

lunes, 2 de julio de 2007

Servir en el Centro Mundial

Articulo escrito originalmente para el blog "Yo quiero, yo puedo,
yo voy"

Si la pereza vence y el artículo te parece muy largo, entra allí
para ver un resumen.


9 de Misericordia de 164, Haifa


Hace 27 días, tuve el enorme placer de poder embarcarme en un nuevo viaje de servicio a Su Causa, en busca de mi mismo, de fortalecer mi relación con Dios... Comencé un periodo de 12 meses de servicio a la Fe, en el Departamento de Seguridad del Centro Mundial Bahá'í (BWC) en Haifa y Bahji.

En el BWC hay más de 700 personas ofreciendo parte de sus vidas a Bahá'u'lláh, unos en seguridad, otros en limpieza y mantenimiento, en instituciones o jardines, en oficinas o en el supermercado, en investigación de textos, en desarrollo informático,... en muchos y muy diversos campos de servicio! No importa donde, haciendo qué, o por cuánto tiempo... ni si quiera la capacidad para hacer el trabajo... lo más importante por encima de todo es el espíritu con el que se entrega el servicio. Un dato interesante es que unas 150-200 de las personas sirviendo aquí son jóvenes.

Dos aspectos a resaltar serían, por una parte, la confianza incondicional que la Casa Universal de Justicia, y los coordinadores de departamentos, tienen desde un principio en los que vienen a servir. El mismo Cuerpo Supremo deja a tu elección cómo vas a organizar tu casa, tu estancia en Tierra Santa, de entrada, todo queda a tu conciencia... "it's up to you" es una frase que se oye muy frecuentemente en diferentes ámbitos y ocasiones. El otro aspecto que resaltaría, es la importancia de ser ejemplar, ya que, como también dicen mucho "you are an embassador", todo el que te rodea, sabe que eres bahá'í, lo sabe por tu mirada, por tu modo de caminar, lo sabe por tus acciones, tu lenguaje o comportamiento... y que lo reconozcan es un orgullo, pero también una responsabilidad, tienes que tener aún más en cuenta tus acciones, tus acciones como embajador de la Fe bahá'í en ese mismo momento.

Esto te hace dar caer en la cuenta de una cosa... ahora que sé que se fijan en mí, hago las cosas mejor... ¿por qué antes no lo hacía? ¿acaso no estaba en mis manos? ... y es que debemos ser embajadores cada día, cada hora y cada segundo, con cada acción que hagamos, con cada palabra que elegimos pronunciar, con la entonación en la que lo hacemos. "24, 7" como dicen también por aquí... 24h al día, 7 días a la semana. Y si todos, al rededor del mundo lo hacemos... Solo Dios sabrá lo que podrá ocurrir... No pasará mucho tiempo antes de que la gente comience, a lo largo y ancho del mundo, a reconocernos como bahá'ís del mismo modo que ahora sucede en Haifa. Volviendo al tema del servicio... recuerdo una historia que leímos en nuestra semana de orientación: Hubo una vez un hombre haciendo oraciones en un lugar apartado de un camino, pasó un grupo de personas y admiraron su devoción, orando bajo ese calor abrasante. El hombre les escuchó, y añadió: "Pues eso no es todo... ¡¡¡también estoy ayunando!!!" De qué sirve esa oración y ese ayuno?... Dios puede decir que alguien que ha hecho ayuno completamente, es como si no lo ha hecho, y que uno que no ha ayunado sí lo ha hecho... por que, lo importante es el espíritu. Y el trabajo, el estudio o las artes... son adoración, son servicio a la humanidad.

Así que no importa, en Haifa, en Mozambique, en tu barrio o en un desierto. En una institución, en el campo de la enseñanza, o limpiando un Centro Local. Organizando una Fiesta de Diecinueve Días, un Círculo de Estudio o cantando una oración para un enfermo en un hospital... No importa cómo, cuánto, dónde o qué...

Lo que importa, es el espíritu con que se haga.

2 comentarios:

Arián dijo...

Interesante, me ha gustado, merece la pena el tiempo leerlo

RubênJM dijo...

gracias! ^^

Antorchas del mundo

Todas las visitas desde el 12 de Septiembre de 2007 : Visitas de hoy: Visitor Map